+

Vivienda en el distrito de Extramurs

Arquitectura interiores / Rehabilitación

La vivienda a rehabilitar de unos 110m2.se sitúa en el barrio de Arrancapins en el distrito de Extramurs muy próximo al centro histórico de ciudad de Valencia.

 

De origen nos encontramos con una distribución muy común en viviendas de esta tipología en los Ensanches de Valencia de primera mitad del siglo XX: tres habitaciones volcadas al acceso dos de ellas a fachada y otra a un patio de luces. Un largo distribuidor con un baño y una habitación de estar y cocina situadas al fondo de la vivienda y volcadas a un gran patio de manzana.

 

El proyecto trata de poner en valor puntos claves del espacio original como los techos altos, o elementos constructivos de cierto carácter, pero dando un giro a la distribución y generando espacios diáfanos que den una mayor amplitud y faciliten la entrada de luz a toda la casa. Con la nueva distribución, conseguimos espacios con un área y un programa más adaptado a las necesidades actuales, proporcionando la zona de día y la zona de noche. 

Para evitar que el acceso se produzca de forma directa al espacio de estar-comedor, se acota mediante unas lamas de madera que le dan cierto carácter. Éstas coinciden con un cambio de altura que diferencia el espacio principal del acceso y el futuro estudio. Este gran espacio vinculado a fachada, muy iluminado, presenta detalles que le dan calidez, como una pared de ladrillo visto, o un pilar de hormigón.

La cocina se concibe como un espacio intermedio entre la zona más pública y la zona privada, vinculada al espacio de paso. Se plantea una cocina separada con un vidrio fijo y dos correderas que permiten cerrarla cuando se necesita pero que a su vez, gracias a la transparencia del cerramiento, consiguen un espacio más iluminado que reduce visualmente la sensación longitudinal del pasillo. Ésta, se diseña combinando los tonos claros del lacado y la encimera con detalles en madera natural tipo roble a juego con el pavimento, dándole mayor luminosidad y carácter.

Las habitaciones quedan ahora volcadas al patio de manzana con una orientación Sur-Este. El dormitorio principal cuenta con un pequeño balcón, una armariada de suelo a techo y un baño en suite. En este baño, el lavabo es un bloque de mármol macizo con dos senos que se recuperó del derribo de la antigua cocina de la casa y se restauró para su nuevo uso.

Se crea, por tanto, una atmosfera serena y elegante, gracias al juego de contrastes sutiles entre los materiales como madera, piedra, ladrillo macizo, hormigón, cerámica y yeso, brindando una imagen contemporánea a la clásica vivienda del Ensanche.


Localización: Valencia
Año: 2016

Proyectos relacionados